Tuitazos feministas en Lima: Las redes son nuestras

  Las feministas en Lima se organizaron en las redes sociales para ser tendencia en Twitter con el hashtag #MinistraFeminismoEs, como respuesta a las declaraciones de la Ministra de la Mujer, Ana Choquehuanca, quien afirmó que no tenía sesgo feminista y que ya había demasiado feminismo en el país.

Las redes sociales pueden ser espacios de difusión y democratización de la información y se han convertido en lugares de resistencia y disputa para los diferentes movimientos sociales, especialmente para el movimiento feminista en Perú, que vincula fuertemente el activismo con el mediactivismo. Muestra de ello ha sido el papel preponderante que han tenido las redes sociales en movilizaciones hito como Déjala Decidir, que logró una primera marcha masiva a favor de la despenalización del aborto, y Ni Una Menos, marcha histórica que convocó a más de medio millón de personas.  

Las feministas también estamos en las redes sociales difundiendo nuestras agendas, posicionando nuevas narrativas culturales y generando opinión pública. Recientemente, mujeres independientes y de diversas organizaciones se sumaron al tuitazo convocado por el Paro Internacional de Mujeres para mostrar a la sociedad qué es realmente el feminismo. La manifestación online surgió tras las declaraciones de la actual Ministra de la Mujer, que equiparaban el feminismo al machismo. 

Choquehuanca declaró:  "No tengo un sesgo feminista. Creo que el machismo tampoco es bueno, siempre he ido por la igualdad de oportunidades (…). El machismo no sólo se sufre aquí en el país, sino también en América Latina. Creo que ahí hay que hacer mea culpa también. Quienes educamos a los hombres, a los hijos varones, somos las mujeres… Nosotras tenemos que cambiar de actitud”. Ante la pregunta “¿Una dosis de feminismo no le caería mal a este país, ¿no?”, la respuesta de la Ministra fue un “¿Más?” acompañado de risas. 

Con el hashtag #MinistraFeminismoEs, cientos de personas lograron que el tema fuera tendencia a nivel nacional el 31 de julio y tuviera un alcance de un millón de personas. El impacto fue tal que la Ministra tuvo que volver a declarar en los medios que estaba a favor de la igualdad de género y a pedir disculpas por “si la habían malinterpretado”. 

Periodistas en twitter y activistas antiderechos buscaron desvirtuar el tuitazo al afirmar que las mujeres que promovían el hashtag se estaban burlando de la Ministra por razones de clase y raza. 

Eva Machado, integrante de Paro Internacional de Mujeres, respondió por qué era urgente que hubiera más feminismo en Perú: “Quienes gestaron el tuitazo #MinistraFeminismoEs no tuvieron esa iniciativa para atacar o ridiculizar a la nueva titular del Ministerio como se quiso dar a entender en algunos espacios. Creíamos importante que la señora Choquehuanca entendiera que el feminismo busca la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, pues era evidente que lo equiparaba al machismo. Necesitamos una Ministra que entienda nuestras principales carencias, reconozca la falta de políticas inclusivas por parte del Estado y la necesidad de capacitar a los entes ministeriales y a sus trabajadores con un enfoque de género. ¿Necesitamos más feminismo? ¡Sí, MÁS!”.