Usted está aquí

El Mundial de Fútbol desata misoginia y homofobia en Argentina

Un spot televisivo y un manual para quienes viajen a Rusia demuestran que la diversidad todavía no es del todo aceptada y que el machismo sigue naturalizado. Lo positivo: las reacciones de repudio fueron inmediatas y los responsables tuvieron que retractarse.

Una publicidad sobre el amor entre hombres generado por el fútbol y un manual de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) que incluyó un capítulo sobre cómo seducir a las mujeres rusas mostraron que la misoginia y la homofobia están a la orden del día en el país del sur. 

La publicidad, emitida el 10 de mayo para promocionar la transmisión del Mundial (que comienza el 14 de junio), abre con la frase “señor Putin: nos hemos enterado de que su país no admite las manifestaciones de amor entre hombres. ¡Estamos en problemas!”. Luego, pone el énfasis en la pasión que genera el fútbol y ciertas demostraciones de amistad/amor que supuestamente caracterizan al verdadero hincha argentino (todos varones, por cierto).

El aviso del canal televisivo TyC Sports mencionaba frases que, supuestamente, describen la pasión del fútbol en Argentina y que el presidente ruso desaprobaría, como “ver a un tipo agachado frente a otro”, “tatuarse una teta”, “revolcarse por el pasto” y “pasearse con los genitales en el cuello”. 

Los pasajes no son más que lugares comunes y estereotipos homofóbicos, aspectos que supuestamente se buscaban criticar del mandatario ruso. El spot llega a decir que “no hay nada más emocionante que ver a un hombre romperse todo por otros hombres”, mientras la imagen muestra a un futbolista argentino que continúa jugando un partido a pesar de que se le reventara una hemorroide.

Al final, el video cierra con la palabra “Putin”, con un evidente juego de palabras entre el apellido del mandatario ruso y la homosexualidad.

Repudio 

Las manifestaciones de repudio en las redes fueron automáticas e infinitas. La Fundación Huésped, por ejemplo, manifestó: “Señor @TyCSports: nos hemos enterado de que en su canal banalizan la gravísima situación de la población LGBT en Rusia y reproducen estereotipos que estigmatizan a esta población. ¡Estamos en problemas! Y no es divertido”.

A las pocas horas, el canal televisivo tuvo que quitar de circulación el spot publicitario. Luego de ello, la embajada de Rusia emitió un comunicado manifestando su queja: eso sí, no en defensa de la comunidad gay, sino de su presidente. Y TyC Sports pidió disculpas… a Putin, pero no al resto de la sociedad ni mucho menos a la comunidad LGTBI. 

Manual de seducción

Pero allí no acabó todo. Apenas cinco días después, el 15 de mayo, se conoció que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) entregó, durante un curso destinado a dirigentes, futbolistas, técnicos y periodistas que viajarán al Mundial, unos manuales de “Idioma y cultura rusa” que incluían un apartado repleto de descripciones misóginas y estereotipadas sobre cómo seducir a las mujeres rusas.

"A las chicas rusas no les gusta que las vean como objetos. Muchos hombres, porque las mujeres rusas son hermosas, solamente quieren llevarlas a la cama. Tal vez ellas también quieran, pero son personas que quieren sentirse importantes y únicas. El consejo es tratar a la mujer que está frente a ti como alguien de valor", decía el manual.

Y agregaba: "A las mujeres rusas les gusta que los hombres tengan la iniciativa, si no tienes confianza en ti mismo entonces necesitas practicar hablando con más mujeres. No te preocupes, existen muchas mujeres bonitas en Rusia y no todas son buenas para ti. Sé selectivo”.

Además de “arrancar” las hojas que incluían las criticadas indicaciones de seducción, la AFA emitió luego un comunicado en el que aseguraba que “el material fue impreso erróneamente”, al mismo tiempo que lamentaba “que dicha equivocación haya opacado lo importante de la jornada y la actividad educativa permanente brindada por AFA”. 

También echaron a Alejandro Taraborrelli, titular del Departamento de Educación de la AFA, quien impulsó la idea del manual, e intervino el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi). 

La buena noticia es que estas manifestaciones ya no pasan desapercibidas. Aunque los pedidos de disculpas fueron insuficientes, la reacción crítica fue automática y contundente.